El entrenamiento físico en Seguridad y Defensa Personal.

El entrenamiento físico es tan importante como la técnica.

      Habrás oído decir que el entrenamiento físico es muy importante en la preparación de un combatiente. En muchos dojos, centros y academias se complementa la disciplina de combate con preparación física, pero ¿que de importante es ?

    Yo creo que el “entrenamiento físico bien dirigido CONSTRUYE técnica “.

Conceptos como: entrenamiento funcional, entrenamiento central, CORE, tipos de fuerza, cadena muscular, propiocepción, fascia, pliometría, alineación fundamental de segmentos corporales… son fundamentales a la hora de planificar y ejecutar un entrenamiento holístico.

Hay multitud de sistemas que contienen los fundamentos de los conceptos anteriores, que bien comprendidos podrán hacer que la mejora técnica se acelere en manera de progresión geométrica. Continuar leyendo “El entrenamiento físico en Seguridad y Defensa Personal.”

Asociación Española de Formación en Seguridad y Defensa Personal

En la actualidad hay una gran diversidad de sistemas y métodos de Defensa Personal. También ha crecido el número de Federaciones y Asociaciones que se han expandido para ofrecer métodos o sistemas adaptados a los profesionales.
Pero si cualquier método de defensa personal tiene que tener en cuenta el marco legal, un sistema profesional de defensa personal, tiene que tener en cuenta las obligaciones y limitaciones de los profesionales.

Lo que un profesional de la seguridad necesita, no es un sistema o arte marcial adaptado a su trabajo, sino “un sistema desarrollado a partir de las necesidades de su trabajo”. Entonces la diferencia de este método respecto a los demás o por lo menos a la mayoría, es que no proviene de ningún arte marcial o sistema de defensa personal específico, ha sido creado basándose en unos condicionantes técnicos–legales-éticos de un sector profesional dedicado a la seguridad. Cualquiera puede practicarlo.
La base es tener como cimientos un marco legal, un código deontológico, y unos principios técnicos, para sobre esto, construir un conjunto de técnicas, tácticas y procedimientos TTP,s para las distintas situaciones en las que se verán involucrados los profesionales de la seguridad.

Este sistema además tiene que ser fácil de aprender, instintivo, que funcione bajo presión, es decir formado por pocas técnicas. Estas deben ser fáciles, efectivas y polivalentes, es decir, con una misma técnica o táctica se debería poder resolver muchos conflictos, además de poder aplicarse con distintos niveles de contundencia dependiendo de la situación (uso escalonado de la fuerza, marco legal, código deontológico…).

Continuar leyendo “Asociación Española de Formación en Seguridad y Defensa Personal”